Cálculo de la eficiencia energética

La eficiencia energética no es otra cosa que optimizar los sistemas o métodos para el máximo aprovechamiento de los recursos disponibles. Este concepto es aplicable tanto a las industrias como al sector residencial. En cuanto a los hogares, ser refiere a implementar opciones en cuanto a los sistemas de energía utilizados para obtener el mismo o un mejor resultado del actual con una reducción de los niveles de consumo actuales.

En otras palabras, con respecto a la iluminación, por ejemplo, en lugar de instalar bombillas incandescentes, optar por bombillas LED o ahorradoras, que cumplen la misma función, pero con un ahorro energético, o alternar estas con la instalación de tragaluces que permitan un mayor aprovechamiento de la luz solar. Todo esto es mesurable y cuantificable. Por ello, a través de esta entrada le ayudaremos a ver más claramente todo lo relacionado con el cálculo de la eficiencia energética.

En la actualidad, las normas ISO, específicamente la Norma ISO 50001, representan uno de los estándares más aplicados para medir o calcular la eficiencia energética. Sin embargo, cada sector consumidor de energía tiene sus propios procedimientos y métodos para medir el consumo de energía contra sus resultados y de esta manera obtener un cálculo objetivo y ajustado a la realidad. Otro de los estándares más utilizados globalmente es el International Performance Measurement and Verification Protocol (IPMVP), que admite darle distintos niveles de severidad a la medición y verificación (M&V) de proyectos de eficiencia del uso de la energía respecto al presupuesto disponible y/o estimados y al nivel de exactitud esperado.

Por ejemplo, no es igual calcular la eficiencia en el uso de la energía de una planta embotelladora que de una planta de distribución de combustibles, o de una empresa de explotación de combustibles fósiles o de una casa, por ejemplo, ya que sus unidades de medida de productividad son distintas unas de otras, incluso en los hogares no existe un medidor de productividad como tal, puesto que en los hogares se consume, y por lo general no se produce ningún bien que genere ganancias, como en las empresas.

Con relación a los hogares, el uso eficiente de la energía se calcula a través del óptimo funcionamiento de todas sus instalaciones y equipos comparados contra un consumo bajo que se traduce en un ahorro en el pago de las facturas de los proveedores de energía.

Para el cálculo de la eficiencia energética, se toman en cuenta indicadores que miden los consumos de energía a través del tiempo en unidades, y sus variaciones. La eficiencia energética se relaciona con el uso de la intensidad de la energía, pero no es igual. Estos conceptos en realidad, son diametralmente opuestos, mientras mayor intensidad de energía utilizada, menor será la eficiencia en el uso de la energía.

calcular eficiencia energética

Cálculo de la Eficiencia Energética en el Alumbrado Exterior

Se entiende como alumbrado exterior a toda instalación eléctrica lumínica (pública o privada) que se utilice en el exterior, entendiéndose como calles, parques, aceras, autopistas y recintos privados al aire libre.

Debido al crecimiento demográfico y al desarrollo urbanístico que ha venido experimentando España en los últimos tiempos, el crecimiento de los sistemas de alumbrados exteriores también ha sufrido un crecimiento importante. Pero es aquí, donde a través de las iniciativas de eficiencia energética y reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que se están desarrollando tecnologías para minimizar el consumo y optimizar el uso del alumbrado público.

Algunas medidas

Por medio de estrictos análisis de necesidad real de uso, tales como, la reducción de intensidad en las luminarias del alumbrado público se ha logrado mucho. Sobre todo, en altas horas de la noche o en tempranas horas de la madrugada, la utilización de sistemas más eficientes, como bombillas ahorradoras, o LED. Un control de los horarios de encendidos y apagados de los sistemas lumínicos, así como el redireccionamiento de las zonas a iluminar para evitar desperdicio de electricidad también se ha implementado. Son este tipo de medidas las que ponen de manifiesto el gran potencial de ahorro que puede tener este sector de la industria eléctrica.

A través de un análisis riguroso de los índices de consumo y sus posibilidades de ahorro, podemos hacer un cálculo de eficiencia energética en el alumbrado exterior.

Cálculo de la Eficiencia energética en las Calderas

El RITE, a través de su apartado IT1.2, no indica cual es la exigencia en cuanto a Eficiencia Energética de los sistemas de calefacción, así como el apartado IT 1.2.4.1.2 nos indica la caracterización y cuantificación de la exigencia en sistemas de calefacción.

Como primera medida, se prohibió la instalación de calderas atmosféricas, así como las marcadas con una estrella, a partir del 01/01/2010 y las marcadas con dos estrellas a partir del 01/01/2012.

Está prohibida la instalación de calderas atmosféricas y las marcadas con una estrella como prestación energética según el RD 275/1995 (1/enero/2010) y a partir del 1/enero/2012 las de dos estrellas. Estas regulaciones también contemplan que se deberá disponer de los tipos de generadores, de acuerdo a la cantidad y potencia que sean necesarios para cubrir la demanda de calor previsto, de igual forma se establecen reglamentos de fraccionamiento de la potencia de la generación del calor, y se fija la regulación de los quemadores.

El cálculo del rendimiento energético

La eficiencia energética de una caldera se mide de acuerdo a la relación de la generación de calor útil con respecto al combustible utilizado para crear la generación de calor.

Tenemos un método un poco empírico que es a través del análisis de pérdidas en el proceso de calefacción. Este método concluye que el calor introducido con el combustible y que no se pierde en el proceso de la combustión, ha sido captado por el agua. Se tienen que considerar tres pérdidas. La primera es por medio del cuerpo de la caldera, por conducción en los apoyos de la misma. En calderas estándar se ubica entre el 1.5% y el 5%, mientras que en calderas por condensación y de baja temperatura, estas pérdidas quedarían entre un 0,5% y un 2% como máximo. Se observa que mientras más potencia de la caldera, menos pérdidas se ocasionarán.

Otra pérdida que considerar es en el calor sensible de los humos que se ubican entre el 6% y el 10% de la potencia nominal de la caldera, y pueden sufrir incrementos si la misma no tiene un mantenimiento adecuado.

Y la última pérdida a considerar es por inquemados: generalmente este porcentaje se ubica por debajo del 0,5% de la potencia útil.

Pero lo importante a tener en cuenta con respecto al cálculo de la eficiencia energética de una caldera es que este depende del proceso de combustión tanto como de la propia caldera, es decir, influye un buen mantenimiento, pero a la hora de elegir una caldera lo más recomendable en términos de eficiencia energética es adquirir e instalar una caldera por condensación.

Para más información puedes leer este artículo de actualidad. Aprende más con este vídeo:

Contáctanos


12, Calle Sobrarbe,
22001 Huesca

entumano@gmail.com

911.345.331

Gracias