¿Cómo llega el gas natural a nuestras casas?

El gas natural representa una energía limpia, libre de emisiones de CO2, con más estabilidad en su distribución al no depender de incidencias climáticas tal como sucede con la electricidad y más económica que otras fuentes energéticas, como la electricidad y los combustibles fósiles, por ejemplo. Por estas razones es importante que conozcas todo lo que necesitas saber respecto a esta fuente energética que se encuentra el pleno auge de crecimiento. El gas natural llega a nuestras casas a través de una intrincada red de distribución, con tuberías subterráneas o gasoductos que llegan hasta nuestros hogares.

Se estima que, en los próximos años, mayor cantidad de municipios y ciudades en España estén conectados a su red de distribución y de esta manera, el gas natural llegue a más casas cada día.

Trasporte de gas

Breve vistazo a la historia del Gas Natural en España y su explotación

Desde mediados de los años 80 y principios de los 90, el gas natural del que disponía España era escaso, solo tenía a disposición para su distribución, la producción de la planta de Barcelona, lo generado por regasificación en las plantas de Huelva y Cartagena, y la producción de los yacimientos de Serrablo y Gaviota.

A principios de los años 90, se pone en marcha el primer proyecto gasífero binacional, junto con Francia a través de Larrau, en el sur de Francia, desde donde recibimos gas de Noruega.

Con el tiempo, se pone en marcha el Gasoducto Magreb, que transporta gas desde el Sahara argelino, y atraviesa varios países e incluso tiene una parte submarina. Para la construcción de este gasoducto fue necesaria la firma del Acuerdo de Marruecos, con la finalidad de regular el funcionamiento del gasoducto, así como la intervención del sector eléctrico, ya que la electricidad es necesaria para el consumo de determinados volúmenes de gas.

EL gasoducto de Medgaz

Asimismo, a principios del año 2011, se agrega al sistema de gas en España el gasoducto de Medgaz, que también viene desde Argelia hasta nuestro país.

Gracias a todo esto, España es actualmente líder en el mercado gasífero, en desarrollo, explotación, extracción, regasificación, transporte y distribución, así como en ciclos combinados en Europa.

Estos ciclos combinados, se refieren a la utilización de gas natural para la generación de electricidad. En tal manera, se incrementa el consumo de gas natural y se estabiliza la generación de electricidad al no estar sometida a las incidencias climáticas, como tormentas e inundaciones o sequías.

Trasporte de gas

Diferentes procesos de extracción y producción de Gas Natural

Para la explotación y extracción del gas natural se deben llevar a cabo complejos estudios de un yacimiento, en estos estudios se analiza la viabilidad del proyecto, una estimación del tipo de gas y que cantidad estimada del mismo podría haber presente, así como que tipo de procedimiento de extracción será el más adecuado para este yacimiento en particular de acuerdo a qué tipo de producto se pretende extraer.

Una vez evaluados todos estos aspectos, se pasa a la fase de perforación del yacimiento o pozo. Por lo general, la técnica más utilizada es por rotación directa, sin embargo, los adelantos tecnológicos han permitido el desarrollo de nuevas técnicas que permitan la extracción de yacimientos más lejanos desde una misma plataforma de extracción.

Nuevas técnicas

Estas nuevas técnicas han aportado conocimiento respecto a gases no convencionales que por las características de sus yacimientos eran muy difíciles de explotar y extraer. Entre ellos encontramos el shale gas, este tipo de gas proviene de formaciones minerales de pizarras y esquitos, bastante impermeables, que se alojan en capas alternas de la corteza y generalmente tienen presencia de gases.

También tenemos el tight sand gas accumulations o gas en arenas de baja permeabilidad. Debido a las características poco permeables de las arenas que los contienen, el gas queda atrapado entre las capas de arena y no puede subir a capas más superficiales. La técnica desarrollada para acceder a la extracción de estos recursos es el fracking, que tiene grandes riesgos ecológicos, de estabilidad de la corteza terrestre y para las personas que la practican.

Así como tenemos gas asociado a yacimientos petrolíferos, también existe presencia de gas en yacimientos de carbón. Anteriormente era difícil de extraer por sus peligros, pero en la actualidad, este gas se direcciona a los gasoductos para proceder a extraer el carbón.

Debido a que, en España, no hay un campo ampliamente desarrollado de explotación y extracción de hidrocarburos, no existen fuentes de información amplia en cuanto a yacimientos de shale gas, y si a ese aspecto le agregamos la fuerte oposición social, tenemos que por los momentos no es una opción viable de explotación y extracción de gas.

Sin embargo, debido al desarrollo de esta técnica de explotación observamos un importante descenso en los costos del gas natural en EEUU, es por esto por lo que vale la pena el análisis de aplicar esta técnica en Europa y España para continuar siendo competitivos en el mercado gasífero mundial.

Los diferentes usos del Gas Natural

Durante los últimos 15 años del siglo XX, el incremento de la utilización del gas natural para procesos industriales generó un crecimiento importante en el sector. Aunado a esto, en los hogares se registró un cambio de fuente energética hacia el gas natural en cuanto a la calefacción, ACS y para estufas a gas, debido a la crisis económica cuando las personas detectan un ahorro importante en el consumo, debido a los bajos costos del gas natural. Si a esto se le suma la aparición de los ciclos combinados, tenemos allí mezcla perfecta para la receta de crecimiento del mercado y la industria gasífera.

En el sector industrial, es la segunda fuente energética más utilizada después de la electricidad. Es importante destacar, que las industrias que se benefician de la cogeneración, no solo tienen ganancias a través del ahorro en el consumo, sino que adicionalmente obtienen beneficios al vender sus excedentes de electricidad.

Gas para servicio e industria

En el sector comercial y de servicios, el uso que se le da al gas natural es similar al consumo en hogares, es decir su uso primordial es para la generación de calor y en el caso de comercios y servicios relacionados con el área gastronómica, para estufas a gas. Pero, vemos con interés que también se obtiene de beneficios adicionales a través de la cogeneración e incluso de la trigeneración (proceso de producción que combina fría, calor y agua caliente).

En el área doméstica, tenemos el consumo tradicional para la generación de calor, como calefacción, agua caliente sanitaria, y para la cocina, con estufas a gas. También se observa que puede destinarse para aires acondicionados.

Existen en la actualidad programas piloto para el uso del gas natural en la micro generación eléctrica, a través de la instalación de pequeñas turbinas que generen energía eléctrica utilizando el gas natural como combustible. Se busca a través de estos programas pilotos que este proceso de micro generación cubra la demanda de consumo de electricidad de la unidad residencial.

Aquí podremos ampliar la información respecto a este interesante tema. También puedes leer sobre temas relacionados como el almacenamiento y las energías renovables.

Contáctanos


12, Calle Sobrarbe,
22001 Huesca

entumano@gmail.com

911.345.331

Gracias