Corriente eléctrica: todo lo que necesitas saber

La corriente eléctrica se produce por el movimiento de las cargas dentro de un medio que se lo permite. Este último, puede ser en estado sólido, líquido o gaseoso. Cuando nos referimos a un medio sólido, seguro que ya has conocido los más comunes, como los conductores eléctricos. Estos pueden aparecer por ejemplo en los hogares como cables eléctricos o simplemente conductores eléctricos, por el medio de los cuales circula la energía.

La característica elemental de los conductores, es que son capaces de permitir el movimiento de electrones libres (originando una corriente eléctrica) cuando se someten a una diferencia de potencial o tensión en sus extremos. En estado líquido, se necesita cualquier solución que sea capaz de disociarse cuando se introduzca un cátodo y un ánodo. Finalmente, en estado gaseoso, la corriente eléctrica aparece mediante la generación de un campo eléctrico cuando el gas tiene iones positivos, negativos y electrones libres.

Todo esto es parte de lo que necesitas saber para conocer el funcionamiento de los circuitos eléctricos a través de la corriente eléctrica. Igualmente, más adelante veremos la importancia, la forma en la que se comporta un circuito de diferentes características y mucho más.

corriente eléctrica, electricidad, energía eléctrica

¿Qué es la corriente eléctrica?

Se denomina este término al movimiento ordenado de cargas libres, producido en un material conductor al cual se le aplica una diferencia de potencial. Dependiendo del movimiento de los electrones, se puede distinguir entre corriente continua (CC) y corriente alterna (CA).

Cabe decir que la unidad de medida de la corriente eléctrica es el amperio, y su sigla es la letra A. Por otra parte, es necesario que sepas que gracias al amperio (A) se puede describir la intensidad de corriente que pasa por cualquier conductor. Pero también habrá casos en los que esta se encuentre con cierta resistencia, y a esto le denominamos resistencia eléctrica y se le conoce con la unidad de medida ? (Ohmio). Y la diferencia de potencial se conoce como tensión eléctrica o voltaje y se mide en V (Voltios).

Algo importante que se debe aclarar, es que el valor de la corriente depende de la carga conectada. No importa si el circuito es DC o AC, lo importante es el consumo de este circuito.

Comportamiento de la corriente eléctrica en AC y DC

Para circuitos DC, denominamos la corriente que atraviesa tal circuito como corriente continua (CC). Y básicamente, se trata del movimiento de electrones libres producidos en un mismo sentido. Por ejemplo, todos los dispositivos que funcionan con baterías son de corriente continua, como un vehículo de juguete a control remoto, una muñeca, el mando de la TV, etc. Igualmente, sigue siendo corriente continua para aquellos circuitos alimentados con tensión positiva no constante, es decir, donde la amplitud o valor de la señal varía de manera positiva.

En cambio, cuando el movimiento de los electrones se realiza de manera bidireccional, es decir, en ambos sentidos, se denomina corriente alterna (CA). Un ejemplo de esto, es la electrificación que llega a nuestros hogares. Por ejemplo, para generar la corriente eléctrica en España, el voltaje común es 230 V, y se trabaja con una frecuencia de 50 Hz, y en función de la carga conectada a los hogares la corriente puede variar, pero sigue siendo corriente alterna. En este caso, la tensión fluctúa entre positivo y negativo, por lo que no es constante.

Básicamente, la corriente eléctrica AC y DC se diferencian por la tensión de alimentación.

corriente eléctrica, electricidad, energía eléctrica

Aplicaciones de la corriente eléctrica

Independientemente de España, algunos artefactos eléctricos pueden variar la tensión de trabajo, de esta manera puedes encontrar un consumo con corriente eléctrica 220, aunque necesitas tener claro que este último valor en realidad se refiere a la tensión. En función de esto último, se pueden conocer distintas corrientes eléctricas y aplicaciones.

Un ejemplo de lo anteriormente mencionado, son las bombillas que tienes instaladas en tu hogar. Estas funcionan gracias a que se genera una corriente eléctrica AC en el circuito, haciendo que la bombilla se encienda cuando presiones el interruptor.

Otras aplicaciones, como las podrás encontrar en la industria, utilizan la corriente eléctrica para mover motores eléctricos. También podrán utilizarla para controlar equipos automatizados, sistemas de distribución de energía eléctrica, tableros de control y mucho más.

No hay que olvidar que además de la electricidad, contamos con un recurso muy importante que puede ser incluso más económico que la esta última: el gas. Además de esto, las empresas de prestación de servicios públicos están obligadas por ley de llevar a cabo medidas para disminuir el consumo de sus usuarios y sobre todo para medir la cantidad de energía que se consume en cada hogar, y aplicar las reglas en vigor.

No obstante, es tu deber como consumidor el de informarte sobre las tarifas que aplica tu proveedor y efectuar las averiguaciones necesarias para obtener un buen servicio a un precio justo. Sobre todo, debes aprender a adaptar tu consumación y la de tu hogar para ahorrar en recursos naturales y al mismo tiempo ayudar a tu bolsillo.

Utilidad de la corriente eléctrica en la vida de las personas

Siguiendo con los ejemplos de la utilidad de la corriente generada por la aplicación de una diferencia de potencial en los extremos de un conductor, podemos decir que la corriente eléctrica es bastante útil en la vida cotidiana. Por ejemplo, al encender la tele, cuando utilizas la aspiradora o el calentador, entra en juego el movimiento de los electrones libres que hace posible que cada dispositivo funcione.

Sin embargo, debido a la alta consumación de electricidad en el planeta, es necesario adaptar nuestro modo de consumación e intentar recurrir a los tipos de energía que sean más amigables con el medio ambiente. Para saber más acerca de los tipos de energía que existen, lee este articulo.

Los electrolitos y la corriente eléctrica

Al hablar de corriente eléctrica en los electrolitos, es importante saber lo que es un electrolito. Este último es una sustancia que, debido a su composición de iones libres, se comporta como un conductor eléctrico cuando se aplica una diferencia de potencia a través de un cátodo y un ánodo.

La sal común actúa como un electrólito cuando se disuelve en el agua. Debido a que disocia iones con pequeñas cantidades de cargas eléctricas, es bastante útil para actuar como conductor eléctrico.

Comportamiento de la corriente eléctrica cuando atraviesa un metal

La corriente eléctrica en los metales se comporta de la manera en como ya hemos venido describiendo en los circuitos DC y AC. Pero es muy importante que sepas que los metales ofrecen cierta resistencia al paso de la corriente eléctrica. Y esta faceta de la capacidad que tiene este material para que la corriente eléctrica lo pueda atravesar fácilmente, se llama conductividad eléctrica.

En vista de lo expuesto anteriormente, podemos encontrar tablas con los valores de conductividad eléctrica de estos metales. Incluso, hallaremos valores de la resistividad eléctrica de los materiales, un dato que es fundamental al momento de diseñar cualquier circuito de distribución o transmisión en redes eléctricas. Principalmente, porque aporta información sobre la capacidad del conductor de dejar pasar corriente eléctrica en distintas circunstancias.

Finalmente, podrás encontrar mayor información sobre la conductividad eléctrica en esta página.

Contáctanos


12, Calle Sobrarbe,
22001 Huesca

entumano@gmail.com

911.345.331

Gracias