¿Qué es la potencia aparente?

La energía está presente en cada dispositivo o mecanismo que utilizamos, esta representa la actividad o capacidad que tiene un cuerpo para llevar a cabo un trabaj.En nuestros hogares la útilizamos constantemente, para saber que contratar puede ser útil utilizar un comparador de tarifas de gas y de luz. La energía se traspasa de un cuerpo a otro y sin su presencia no sería posible realizar nada. Debido a esto surgen diversos aspectos y componentes que forman parte de un gran proceso, dentro del cual se ubica la denominada potencia aparente.

La potencia aparente se genera luego de un proceso entre varios elementos para el funcionamiento de artefactos o dispositivos. Puede que no lo sepas, pero la potencia aparente es importante en el proceso de la generación de energía y te vamos a explicar todo lo relacionado con el tema.

Pero, antes de abordar detalladamente la explicación, es importante entender todos los aspectos que en ella convergen y por el cual se genera, ya que sin esos elementos característicos que pertenecen a la denominada corriente alterna no podría realizarse el flujo de energía.

Potencia aparente, definicion potencia aparente

¿Qué es potencia eléctrica?

Esta es la relación del paso de la energía eléctrica con el tiempo en que esta es transferida, es decir, es la velocidad con que se consume dicha energía que viaja a través de un circuito eléctrico en un momento determinado. La unidad de medida de la potencia eléctrica P es el watt, y se representa con la letra W.

Esta corriente eléctrica generada permite la transferencia de la energía para hacer diversos trabajos, y los artefactos que la usan la convierten en luz, calor, sonido o movimiento. Como lo establece la física, la energía se transforma y da paso a la potencia eléctrica. Gracias a esta se generan dos corrientes que son las encargadas de distribuir la electricidad.

La corriente continua

La corriente continua es la que se desarrolla por un dispositivo de dos terminales. Generalmente proviene de las baterías y pilas donde la tensión y la intensidad de corriente siempre son las mismas. En los extremos de este tipo de generador se produce una tensión que no varía en el tiempo, es decir, que se mantiene. Si una pila es de un voltaje especifico y un receptor de energía se conecta a ella, siempre tendrá la misma intensidad de voltios.

Esta corriente no circula en diferentes direcciones, por lo cual su circulación se limita a la misma distancia. De allí que las pilas tengan polos positivos y negativos y no varíen. Un ejemplo de ello es las pilas que utilizan los artefactos como los relojes, que siempre deben ser de medidas específicas que permitan la correcta circulación de la energía para su funcionamiento.

La corriente alterna

Por otro lado, la corriente alterna es todo lo contrario a la anterior, ya que se produce por el intermedio de maquinaria en centrales eléctricas y es la más utilizada en tomas de corriente. Esta corriente es la más fácil a producir y a transportar. Igualmente, sus valores y su forma de circulación cambian constantemente.

El proceso en el cual el alternador genera esta corriente, gira su espiral 50 veces por segundo, lo que produce una onda llamada de corriente o tensión senoidal, lo que produce a su vez que la tensión cambie con el tiempo en que se va generando. Esto puede producir altas y bajas durante su circulación por el dispositivo, por lo que se considera como cambiante.

Tipos de potencia

Debido a sus cambios, la corriente alterna produce en su circuito tres tipos de potencia en cuanto a la energía. Con ellos se explica la forma de aprovechamiento de la misma en su funcionamiento.

Potencia activa

También conocida como potencia absorbida kW (P), es la cantidad de potencia útil que se aprovecha en el proceso de transformación de la energía eléctrica. Generalmente los diferentes dispositivos la convierten en otras formas de energía como la mecánica o lumínica en artefactos como las estufas eléctricas, las calefacciones, entre otros.

Por lo tanto, esta potencia es la que verdaderamente se utiliza para el trabajo que se vaya a llevar a cabo, ya que es la que consumen los circuitos y es la que se usa para determinar la demanda.

Potencia reactiva

Esta no es una potencia que consuma realmente energía porque no produce trabajo útil. Se mide en voltiamperios reactivos (var) y se identifica con la letra Q. Posee un valor nulo debido a su falta de producción energética. Es asociada y necesaria en los campos eléctricos que poseen los motores y transformadores que estén conformados por bobinas (positivas) y condensadores (negativos) que pertenezcan a alguna instalación eléctrica.

Generalmente esta energía está viajando constantemente entre sus componentes, ya que estos almacenan la energía, pero en esa ida y vuelta se pierde algo en los conductores, baja la tensión en los mismos, lo que produce un consumo de energía que no es aprovechado por los receptores.

Potencia aparente

También conocida como potencia aparente compleja o potencia total, es la suma de las potencias reactivas y activas mencionadas anteriormente. La S es la letra representativa y se mide en voltiamperios (VA). Un dispositivo puede no tener una carga eléctrica real, es decir, puede funcionar al vacío y es cuando esta potencia residual entra en juego. Se da precisamente de la energía que estuvo y que se queda circulando en el circuito.

Esto sucede porque la energía nunca se mueve al mismo tiempo, lo que genera un retraso en los sistemas de transmisión dando lugar a la potencia aparente. Esta se acumula, por ejemplo, en un transformador o en los cables o en lo que se conecta a ellos.

La potencia aparente puede ser de dos tipos: monofásica, es decir, que utiliza una sola fase de potencia para hacer llegar la corriente, o trifásica, que posee 3 fuentes de tensión donde se distribuye la potencia para que esta llegue de forma simultánea.

Algunos ejemplos de componentes en los cuales la potencia aparente se acumula, pueden ser un transformador, un motor, un televisor, un sistema de aire acondicionado o un sistema de bombas de agua.

Cálculo de la potencia aparente

El cálculo de la potencia aparente sirve para determinar la cantidad de energía que queda acumulada. Se necesitan los datos siguientes para proceder a calcularla:

S = Potencia aparente o total, expresada en voltiamperios (VA)

V = Voltaje de la corriente, expresado en voltios

I = Intensidad de la corriente eléctrica, expresada en amperios (A)

A través de

esta páginapodrás enterarte de diversas energías usadas. En

este artículotambién puedes encontrar información sobre las instalaciones trifásicas. Por último, consulta este vídeo sobre las potencias normalizadas:

Contáctanos


12, Calle Sobrarbe,
22001 Huesca

entumano@gmail.com

911.345.331

Gracias